miércoles, 15 de noviembre de 2017

Cosmética natural

Hola! Algunos ya sabeis que llevo bastante tiempo investigando en los productos de belleza y limpieza naturales (ver mi anterior post), y por fin pude cuadrar fechas y dinero para hacer un maravilloso curso de cosmética natural con la que fue mi profesora de fitoterapia.  Si alguien quiere aprender más del tema o averiguar dónde poder comprar productos a buen precio, os recomiendo que hableis con ella: http://rinconsilvestre.net

Aqui voy a hacer un resumen de lo que he aprendido, fundamentalmente de lo que toda persona debería saber sobre los productos que se está echando en la piel.

1- La piel es un órgano del cuerpo que respira y come como los demás... TODO lo que te echas a la piel pasa al torrente sanguíneo... asi que cuidadito con lo que nos echamos.  Podemos tener una alimentación exquisita, pero estar envenenándonos a través de la piel.  ¿Cuál es el problema de la cosmética natural? que, al igual que los alimentos, caduca.  Tienen una caducidad de entre 6 meses y 2 años aproximadamente, dependiendo de qué producto.  Los aceites corporales caducan antes, las cremas con mantecas/cera más tarde. Los champús, jabones y leches corporales, depende de qué le hayas echado.
La máxima de la cosmética natural: NO TE ECHES A LA PIEL NADA QUE NO PUEDAS COMER.

2- La industria cosmética legalmente puede emplear muchísimos más tóxicos que la industria alimentaria.  Es su deber legal colocar la lista de ingredientes real en una proporción de mayor cantidad a menor cantidad en el INCI (esa lista de ingredientes escrita en latín).  Es ahí donde podremos comprobar lo que realmente nos estamos echando a la piel, recordad que el marketing y la publicidad sólo resaltan lo que interesa.

3- La mayoría de los productos etiquetados como 'ecológicos' o 'naturales' solo quiere decir que tienen un porcentaje de ingredientes ecológicos o naturales, ese porcentaje ronda entre el 5-10% dependiendo del tipo de certificado... o sea, nada.

4- Cómo leer el INCI:  los primeros nombres son lo que está en mayor porcentaje, a partir del cuarto nombre aproximadamente, ya la cantidad es muy muy pequeña.  Vereis que la mayoría de ingredientes naturales y ecológicos están colocados en último lugar... es decir, en un porcentaje de entre 1%-5%.  Para saber qué significan las palabras que están en primer lugar y que son las que realmente componen el producto, basta copiar ese nombre y buscarlo en páginas web como:  www.ewg.org/skindeep  ó  https://laveritesurlescosmetiques.com/recherche-inci.php
Ahí te dicen qué son esas sustancias, si son tóxicas o no y en qué proporción de toxicidad, qué enfermedades se han asociado a ese producto, etc.  Palabras a evitar: mineral oil, paraffinum, petrolatum, sodium lauryl sulfate, acetyl hexametyl, benzyl alcohol, palabras que contengan las silabas -phenol -phenyl .... y muchos más.

5- No son necesarios todos lo millones de protocolos de belleza que nos han impuesto, más valdría que dejaramos a la piel en paz y ella sola se regularía mejor de lo que lo estamos haciendo nosotros.  Con limpiarla sin dañarla, e hidratarla un poco de vez en cuando es suficiente!  La piel es un organismo vivo que tiene su propio sistema de regulación, si irritas su sistema va a producir más grasa para intentar combatir la agresión.  Si la dejas y no la agredes, ella sola se autorregula.  Claves para la piel sana: no eliminar el manto lipídico de la piel (es decir, la grasilla corporal/capilar normal que sirve de protección e hidratación (que habitualmente con cualquier jabón la quitamos porque los jabones normales son como el fairy), no obstruir sus glándulas sudoríparas impidiendo la respiración (todos los antitranspirantes y muchos maquillajes permanentes), y no echarle productos sintéticos que no sepa digerir (por ejemplo, las arrugas tipo cuadrícula que vemos en muchas mujeres mayores son por el uso prolongado de cosméticos tóxicos que resecan la piel cuarteándola.  Las arrugas normales son las que se dan en las lineas de expresión, no en medio de la cara). Si aún siguiendo estas pautas salen enfermedades como acné seborreico, dermatitis atópica, psoriasis y demás, es porque es un problema interno que se expresa en el órgano externo de la piel.  Necesitarán otros tratamientos además de los puramente cutáneos.

6- Jabones: los de potasa (líquidos) o sosa (sólidos) son los más suaves para la piel y más suaves también para el medioambiente.  A nivel corporal usar cualquiera de ellos se nota mucho, la piel se vuelve menos seca y cada vez demanda menos cuidados.  'Problema' que tienen: que huelen a jabón y que no generan casi espuma, si veis que huelen super rico es porque están llenos de perfumes sintéticos, ningún aceite esencial ni perfume natural aguanta en esos jabones mucho tiempo, huelen a jabón sin más. Y la espuma es indicativo de productos químicos, solo el aceite de coco es capaz de generar espuma y no tanta como la que estamos acostumbrados, recordad, la espuma NO es lo que limpia.  Son jabones que sirven para la piel, para la cara, para el pelo y hasta como fregasuelos y lavavajillas.

7- Champús: lo ideal es usar el mismo jabón de potasa o sosa, pero he de advertir que el pelo no lo dejan igual que estamos acostumbrados, lo deja limpio pero como apelmazado.  Para evitar ese 'problema' estético se han inventado unos químicos suaves que te permiten un intermedio, que no sean tóxicos para la piel ni para el medio ambiente, pero que te lo dejen más parecido a lo que estamos acostumbrados.  Son las betaina de coco, glucosido de coco y otros derivados del coco y la palma.  A estos, los aceites esenciales sí les perfuman, pero siguen haciendo poquísima o ninguna espuma. Un buen equilibrio en el pelo es más difícil que en la piel, y al principio de dejar los productos químicos para pasar a los naturales notaremos un 'tiempo de ajuste' de unos dos meses aprox. donde lo tendremos un poco desastroso (coleta o moño para ese tiempo ;).  Pero luego se regula y cada vez empieza a necesitar menos atención, de hecho, cuando se regula ya no es necesario el uso de suavizantes ni mascarillas de forma habitual, porque mantiene su propia grasa e hidratación (si usamos tintes químicos sí, habrá que aplicar mascarillas para contrarrestar).  Si necesitaramos suavizantes, el vinagre de manzana diluido en agua es maravilloso (el olor se va en cuanto se seca el pelo), y a modo de mascarilla bien un aceite o yema de huevo o aguacate (ver recetas por internet).

8- Hidratar la piel: para piel normal lo más sencillo y natural es usar un aceite, diferentes aceites tienen diferentes propiedades, y a ellos se les puede añadir plantas específicas o aceites esenciales para aportar determinadas propiedades u olores.  Los aceites corporales naturales aplicados justo después de la ducha te dejan la piel hidratada y suave como la de un bebé, y en seguida notarás que no necesitas echarte todos los días (ojo con el aceite johnson tipico... ese es puro petroleo y te crea dependencia, cuando digo aceite natural me refiero al vegetal, de oliva, sésamo, girasol, almendra, uva...).  Si se quiere aún más hidratación, para pieles muy secas o zonas muy expuestas (cara, manos y pies), pues añadimos al aceite una manteca o cera.  Si se tiene una piel grasa o acné seborreico, entonces está más indicado una leche corporal (emulsión de agua y aceite) para que sea menos grasa o el aceite de jojoba.

9- Desodorantes: vienen a ser una colonia o una crema con plantas que regulan la sudoración, como la salvia, y antifúngicos como al árbol de te.  No eliminan el sudor, solo lo regulan y evitan la proliferación de bacterias, que son las causantes del mal olor.  Eliminar el sudor con antitranspirantes es malo para la salud, ya que bloqueamos uno de los mecanismos naturales del cuerpo de eliminación de toxinas. Sudar es necesario, pero podemos neutralizar el olor.

10- Pasta de dientes: normalmente son a base de arcillas (que tienen gran poder limpiador y exfoliante) y bicarbonato, junto a plantas antisépticas.

11- Maquillaje: este es más difícil, existen maquillajes naturales, pero nunca se mantendrán tan permanentes como los químicos.  Si tienes que usar maquillaje todos los días, entonces asegurate de limpiarte bien por la noche y aplicarte un aceite con manteca muy nutritivo.  Pero mucho maquillaje hace que salgan más arrugas y se deshidrate la piel inevitablemente, además de que muchos de ellos son altamente cancerígenos.  Como sugerencia: para dar un toque a los ojos usar el khol (un tipo de polvo marroquí que permite hacer 'la raya' y queda muy bonito-aunque dura poco), para los labios bálsamos labiales con algarroba o arcillas (color terroso rojizo) que también se puede usar a modo de colorete, y para teñirse el pelo la henna.  Ya sé que no son iguales, pero no son tóxicos.

12- Protectores solares: existen protectores solares naturales como el zinc y el oxido de titanio pero deben usarse en muy poquita cantidad, sino podrían llegar a ser tóxicos.  Existen también plantas que ayudan a la regulación de la melanina en la exposición del sol.  Pero ninguno de estos métodos naturales es completamente bloqueante de los rayos UVA.  La mejor protección solar natural es el gorro y la ropa de lino o algodón fino.  El problema de usar los productos químicos es que, si uno tiene la piel sensible, el propio fotoprotector químico puede generarte alergias, además de todo lo que se ha dicho anteriormente respecto a los químicos.

Y creo que ya está, espero que os sea de utilidad. Gracias por leer,
Laura
www.laurasvflys.com
*Estos consejos no sustituyen a ninguna labor de los profesionales de la salud, son mi opinión, en caso de dudas consulta con tu médico o terapeuta.