miércoles, 30 de octubre de 2013

¿Qué es la hipnosis terapéutica?

Cuando dices la palabra hipnosis, a la gente inmediatamente le cambia la cara.  Unos se ríen, otros hacen amago de alejarse de ti, otros se llenan de curiosidad... pero desde luego no deja indiferente.  La mayoría visualiza la hipnosis como en las películas, un mago que hipnotiza a una persona, la deja k.o. y completamente a su merced obligándola a hacer en el escenario todo tipo de ridiculeces, de las que al despertar no recuerda nada.
1º-  es IMPOSIBLE hipnotizar a quien no quiere ser hipnotizado.  La hipnosis siempre es una autohipnosis (requiere la colaboración del paciente), y si uno no quiere, no hay modo.  Así que no le tengamos tanto miedo.
2º-  no tengo claro que ese tipo de hipnosis tan profunda donde el sujeto no recuerda nada y hace lo que quiere el hipnotizador, sea realmente posible.  Quizás en algún caso puntual, pero no es lo habitual.  Pero por si acaso, a la hora de ir a que le realicen una hipnosis, asegurense de que confían en la persona que lo hace (de todas formas, un buen terapeuta es raro que opte por esta técnica en una primera visita).
3º-  la hipnosis terapéutica, o al menos la que yo practico, no tiene ningún sentido si el paciente no es plenamente consciente, todo el rato, de lo que está pasando.  Lo que se busca con esta técnica es un diálogo, un puente de comunicación entre lo inconsciente y lo consciente, así que ambos deben estar ahí. Si no, no sirve para nada.  Se parece más a una 'meditación guiada' a una 'relajación' que a las hipnosis de las películas.
4º-  es una técnica terapéutica, debe usarse para intentar resolver algo concreto. Hacer hipnosis o regresiones a vidas pasadas por turismo es poco recomendable.  Se remueven muchas cosas, y si no hay necesidad, para qué remover. No es un juego.  En menores de 21 años no debe realizarse, porque es muy confuso para una personalidad aún no formada.
5º-  La hipnosis terapéutica y la técnica de regresión a vidas pasadas es muy muy similar, se basan en lo mismo. Solo que una es ir a momentos de esta vida, y otra, de otras vidas.  Yo, según lo que he aprendido, prefiero no imponer si será una cosa u otra. Dejo que el inconsciente del paciente nos lleve a donde esta el origen de su problema, sea de esta vida o de otra, pero sin condicionar.
6º-  El inconsciente del paciente sabe a donde va y por qué.... tú no, así que no condiciones lo que vaya a pasar.  La labor del terapeuta es meramente de apoyo, para que el paciente no se pierda por su universo mental y pueda llegar a cosas que le sirvan de utilidad a su problema.  Al principio es normal que nada tenga sentido, el inconsciente habla en forma de símbolos, imágenes, fantasía y recuerdos todos entremezclados. No importa. Lo importante es que al final, el paciente se lleve un mensaje de su inconsciente que le sirva para entender su problema.
7º-  En la hipnosis todos los universos valen, los recuerdos pueden ser inventados, puede ser un dibujo animado, una fantasía, una abstracción, mezclado con un recuerdo real o no, una fotografía fija, una película... lo que sea.  El inconsciente de cada uno se expresa de una manera diferente y todas las formas de expresarse están bien.
8º-  Es normal que en muchos momentos se 'cuele' la mente racional a intentar dar explicaciones, no pasa nada, se le pide que solo observe sin participar y se sigue.
9º-  Hay bastantes personas, normalmente muy racionales, a las que les cuesta mucho entrar en este estado de hipnosis. Es normal, quizás esta no sea la técnica más apropiada para esa persona, o quizás simplemente haya que tener un poco de paciencia.  Tiene que ver con el 'darse permiso' para imaginar, 'darse permiso' para jugar.
10º-  La hipnosis es, por tanto, una técnica que intenta que el inconsciente exprese lo que el consciente no quiere ver o entender.  Es una técnica para conocer la emoción y el sentido que hay detrás de cierto problema (generalmente problemas que se repiten en el tiempo).  Con esa información, lo que se consigue es poder ver las cosas desde un punto de vista diferente, y así, cambiarlo.  Lo importante, no es si el recuerdo es real o no, lo importante es que es así como tu inconsciente lo está interpretando.

Cualquier duda o pregunta, aqui estoy. Muchas gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

domingo, 20 de octubre de 2013

¿Qué es la homeopatía?

Mucha gente me pregunta que, qué es exactamente la homeopatía.  Hay tanta controversia alrededor de esta terapia que la gente desconfía y se pone a la defensiva cuando le planteas la posibilidad de ayudar al tratamiento con homeopatía.  En Alemania, Francia y Suiza la homeopatía se usa en el sistema sanitario público y se estudia en la facultad de medicina.  Pero en España, que somos más listos que nadie, te llaman 'brujo' 'cuentista' y 'timador' si usas homeopatía (a pesar de que cada vez hay más médicos que la utilizan, sobretodo pediatras).
Yo no soy científica, y me parece absurdo ponerme a buscar artículos con el pro y contra, las demostraciones de la eficacia y sus contrarios.  Para mí el planteamiento es muy sencillo: lo más negativo que se ha dicho nunca acerca de la homeopatía es que no hace nada, que es sólo agua.  Pues bien, si eso es lo más negativo que se puede decir de ella... ¿¿qué hay de malo en probarla??  como mucho, no te hará nada.  Y si resulta que sí funciona y te cura... ¿no merece la pena intentarlo?
La homeopatía fue creada en el s. XVIII por el Doctor Hahnemann en Alemania, pero su origen se encuentra en la Spagyria, saber antiguo de las plantas cuyo máximo investigador fue Paracelso, en el s. XVI.  Se basa en la ley de la semejanza, que dice que aquello que en dosis altas te produce 'x' síntomas, en dosis bajas te cura esos mismos síntomas (algo parecido al funcionamiento de las vacunas).  Lo que hace la homeopatía es coger un 'poco' de la planta o mineral del que se quiere hacer el remedio (por sus propiedades terapeúticas) y, en lugar de concentrarlo y hacerlo más agresivo como la medicina alopática (la que conocemos habitualmente en occidente), pues la diluye.  La diluye tanto que, hoy en día, científicamente hablando, en esa dilución final no somos capaces de encontrar restos del principio activo de la planta.  De ahí, la desconfianza y las acusaciones de que la homeopatía es placebo.  Así que, ¿por qué muchos de nosotros decimos que sí funciona?  porque lo hemos comprobado en la clínica, en los pacientes y en nosotros mismos.  Y entonces, claro, siempre está el listo que dice... bueno, es que el placebo también funciona porque si tú te crees que te hará bien pues funcionará, pero si yo no me lo creo pues no.  Si y no.  Es cierto que el placebo funciona... de hecho funciona en el 50% de los casos (la medicina alopática funciona en el 65% de los casos y la homeopatía en el 70%) cifra nada desdeñable.  Pero yo, personalmente, he probado la homeopatía en bebés y en perros... y les ha funcionado igual.  Y nadie puede decirme que el bebé o el perro es que 'cree' en la homeopatía, porque ni siquiera sabe que le estás dando nada.
¿Por qué no podemos científicamente demostrar la eficacia de la homeopatía?  No lo sé, no soy científica. Y tampoco me importa mucho, quien quiera probarla bien, quien no, también bien.  Existe la posibilidad de que científicamente aún no dispongamos de las herramientas apropiadas para leer cantidades tan minúsculas, por ejemplo.  O también está la llamada 'teoría del agua' que es un concepto energético, que dice que en el agua se queda impregnada la esencia energética y curativa de la sustancia a la que ha sido expuesta.
En cualquier caso, el planteamiento es sencillo, lo máximo negativo que puede suceder es que no te sirva para nada y lo máximo positivo es que te cures.  Además, no tiene efectos secundarios, no tiene contraindicaciones, es baratísima, es apto para toda la población (incluido bebes, embarazadas y ancianos polimedicados)... así que, ¿¿por qué no utilizarla??  No tienes nada que perder y mucho que ganar.
Eso sí, asegurate de preguntar  a alguien que sepa de homeopatía, porque hay muchísimos remedios y un requisito indispensable para que la homeopatía funcione es personalizar.  No todas las personas son iguales, y el resfriado de Menganito no tiene nada que ver con el resfriado de Fulanito.  Por eso es tan difícil demostrar la eficacia, porque si se hace lo habitual de: para el resfriado--esto y ya todos igual, fracasaremos seguro.  En homeopatía, la personalización es obligatoria.  No vale el remedio del vecino. Puedes dar pautas generales, y a un porcentaje de la población le funcionará, pero para un resultado realmente bueno debes ir a cada caso en particular.  Por eso, yo, cuando recomiendo cosas generales suelo acudir más a la Spagyria... porque para generalizar va mejor que la homeopatía.

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

viernes, 11 de octubre de 2013

Sentido de pertenencia

El ser humano es un animal social, necesita de la convivencia con otros, necesita de la manada, del grupo.  Pero de esta necesidad surgen muchas frustraciones, con frecuencia dan ganas de mandar todo al carajo e irse de ermitaño a una cueva... pero eso tampoco funcionaría.
Para estar a gusto en la manada uno debe saber qué posición ocupa en la misma, y además estar conforme, haber elegido esa posición y aceptarla.  Lo cual casi nunca sucede así.  Y cuando esto no sucede surgen las frustraciones, la sensación de que 'nadie me entiende', la búsqueda de nuevos grupos donde sentirse uno mismo, el desasosiego vital de no encontrar sentido a lo que se hace, o lo que se es.
Lo primero sería averiguar qué es lo que uno es... o qué es eso de 'sentirse uno mismo', en definitiva la pregunta de '¿quién soy yo?'  Y esa no es nada fácil de contestar, entre otras cosas, porque ese ¿quién soy yo? cambia.  Y si, ni yo mismo sé quién soy yo... ¿cómo van a saberlo los demás?  ¿cómo voy a estar plenamente integrado en el grupo?
Debemos asumir que el descubrir quién es uno es una labor de toda una vida, porque está en constante cambio.  Pero esto no quiere decir que la solución a esta frustración sea imposible, en absoluto, la solución pasa por darse cuenta de que cumplimos varios roles, distintos según en qué grupo.  Que esos roles suelen tener cosas en común y que cuando un rol se repite y no nos gusta, podemos cambiar de rol.  Pero en la pertenencia a un grupo, siempre se juegan roles, nunca es 'yo mismo' en exclusividad.  El truco está en no identificarse plenamente con ese rol, en saber cambiar de rol según las circunstancias, en saber adaptarse, y en saber que no es más que un rol, es un ejercicio de adaptación.  No soy yo.
Pero claro, cualquiera que se acuerde de su adolescencia entenderá que el sentido de pertenencia a un grupo o lugar es fundamental. Es lo que te da una 'red de seguridad', unos códigos con los que enfrentarte a esa 'extraña e inhóspita' cosa que es la vida.  Todos sabemos que, siguiendo determinadas directrices (según en qué ambiente estemos), haciendo esto y lo otro, de esta y de esta otra manera, conseguiremos 'ser felices'.  O eso es lo que creemos.
El problema está cuando esas pautas ya no nos valen, porque no nos hacen felices, porque estamos cansados de seguir el camino que otros han marcado.  Porque no es nuestro camino. Y esto genera ansiedad.  Cuando uno empieza a intentar seguir su propio camino se queda sin códigos, sin pautas, sin directrices... está solo y sin red de seguridad. Da miedo.

En las terapias naturales este tipo de frustraciones se pueden tratar de muchas maneras.  Por supuesto las flores de bach tienen su recorrido para ayudar a mitigar el miedo, la ansiedad y para ayudarte a decidir tu camino (porque la mayoría de las veces no lo sabemos, es solo esa sensación de frustración, pero no sabes hacia dónde ir).  Las constelaciones familiares también juegan un papel fundamental, porque establecen que el origen de todo esto viene de saber qué posición ocupas en tu sistema familiar, ver las dinámicas familiares y ver tu rol en las mismas.  Una vez entiendes cuál ha sido tu rol, puedes cambiarlo.  La hipnosis te ayuda a entender y modificar distintos roles que ejerces y ya no te benefician. Y el qi gong, en concreto el qi gong estilo Ba hang shen, te ayuda a situarte en el universo.

La tarea de enfrentarse a uno mismo y de retar a esa necesidad de pertenencia tan humana, es una tarea larga y difícil.  Pero extremadamente interesante, nunca dejas de aprender.  Aunque dé miedo, no hay mayor satisfacción que la sensación de que uno va por el camino que ha elegido.  Como dice el gran poeta Antonio Machado:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.




Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

lunes, 7 de octubre de 2013

Problemas de la piel

Las enfermedades de la piel son tremendamente molestas. Muchas veces no son graves, pero sí te marcan la vida porque siempre están ahí.   Además, como se ve... puede generar problemas psicológicos y dificultades en las relaciones sociales.
Estoy hablando de las típicas dermatitis atópicas, acné, pero también de la psoriasis.  Son un tipo u otro de escamaciones de la piel, que suelen picar mucho, enrojecerse e incluso sangrar.  El stress es un factor determinante para su erupción más aguda (recomiendo aprender a controlar la ansiedad).
En medicina china, la piel pertenece al elemento metal, junto con el pulmón y el intestino grueso, y rige la emoción que tiene que ver con la tristeza y/o la muerte.
En occidente, el sistema sanitario suele tratar estas afecciones con pomadas, normalmente con corticoides.  En los casos de psoriasis si esto no funciona, empiezan con tratamientos sistémicos, y si tampoco, con tratamientos biológicos.  Aunque la medicina avance mucho, y cada vez son mejores los resultados, los efectos secundarios siguen siendo muy fuertes.
Yo, recomendaría a todo el mundo con una afección de la piel, que primero intente las terapias naturales (en concreto la homeopatía y la medicina china) y que si no le sirve, entonces empiece a someterse a los tratamientos médicos más agresivos.  Es cuestión de empezar por lo que menos daño te puede hacer, porque es muy posible (sobretodo en los casos leves-moderados) que te pueda ayudar sin dañar otros partes de tu cuerpo (típicamente hígado y riñón).
Normalmente se usa la homeopatía, junto con flores de bach si hay problemas psicológicos, y medicina china si es muy persistente.

Un remedio genérico, pero que va muy bien para todo tipo de problemas de la piel, es el Deralbel, del laboratorio Heliosar-Spagyrica.  Son unas gotitas.


Posología: (nº gotas)
Adultos-7 gotas; Niños de 6-11 años-5 gotas; Niños de 1-5 años-3 gotas; Bebés 0-12 meses-2 gotas
Preventivo: tomar 1 vez al día  (para cuando ha desaparecido el problema pero hay que prevenir durante un tiempo, sino, volverá)
Enfermo: tomar 3 veces al día

Si con esto no es suficiente, entonces es necesario acudir a la consulta de un homeópata o acupuntor (o mejor si es las dos cosas).

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.