sábado, 30 de noviembre de 2013

Constelaciones familiares

¿Qué son las constelaciones familiares? Mucha gente me hace esta pregunta, y muchos otros que han visto en alguna ocasión una me preguntan también ¿pero eso qué es?  Contestar no es nada fácil.
Las constelaciones familiares se basan en las teorías sistémicas psicológicas. Estas teorías postulan que una familia es como un sistema, un engranaje de varias piezas en las que cada una tiene una función imprescindible para el funcionamiento del sistema. Si una pieza cae, o se mueve, esto afecta a todo el sistema.  Y este sistema no involucra sólo a los clásicos padre-madre-hermanos-abuelos, va más allá, varias generaciones (no importa que estén muertos) y también posibles abortos o personas fallecidas.  También postula que el rol/comportamiento que ejerces en ese sistema es el que extrapolas a todas tus áreas: amigos, pareja, trabajo...
El alemán Bert Hellinger (1925-   ) desarrolló las constelaciones familiares como psicoterapia para sanar la transmisión generacional de un conflicto o enfermedad (más allá de la genética, es como los estigmas familiares que cargas).  Esta transmisión se debe a los lazos 'no escritos' de amor y lealtad que surgen en las familias. Típico ejemplo, en un divorcio de una pareja, los hijos tienden a coger un bando u otro (u a veces los dos) pareciéndose lo más posible al padre que eligen para ser aceptados y queridos.  Hablar como tus padres, vestir como ellos, elegir la carrera que quieren... todo porque necesitamos sentirnos amados y creemos que así se consigue. Son lazos de amor y lealtad malinterpretados, y todos lo hacemos de manera inconsciente.  Entonces lo que acaba sucediendo es que tendemos a repetir patrones.  Esos patrones tienen una explicación racional en cuanto a que repites lo que has visto, pero a veces surge que se repiten los patrones de un abuelo al que nunca conociste...  Porque para el equilibrio del sistema, cuando una pieza falta, el siguiente en nacer ocupa ésa posición en el sistema.  Si a este entramado le añadimos que, nuestra forma de relacionarnos en nuestra familia es la que extrapolamos al resto de ámbitos sociales... pues se ve el interés de este tipo de terapias para la sanación de las relaciones sociales.
La técnica en sí no es complicada... o sí, según se mire, pero no tengo una explicación racional mínimamente satisfactoria para describirla.  Así que un poco de paciencia, y fe, porque para entender las constelaciones es necesario creer, o por lo menos aceptar sin rechistar, en que hay una fuerza, energía o lo que sea, universal, que nos mueve...  Y claro, eso ya fastidia todo racionamiento lógico.  Sólo puedo decir una cosa al respecto: 'ver para creer'  cuando estás ahí y ves cómo se desarrolla una constelación; o estás de representante y te da por hacer o sentir cosas ajenas a ti... entonces empiezas a creer... aunque no tenga explicación.  La técnica consiste en coger a varias personas que hacen de representantes de los miembros familiares del paciente, se les coloca en un espacio y se les deja que se muevan según lo que vayan sintiendo. Así se ve, in situ, cómo se desarrollan las dinámicas en esa familia, quienes se llevan bien, mal, quien quiere largarse de allí, quién falta...  Es como ver una representación muda de tu familia. Pero cuidado, no es un teatro (aunque a veces lo parezca y es muy importante que el terapeuta distinga a quienes están haciendo teatro y los quite de la situación para no fastidiar el desarrollo de la constelación), es esa energía universal la que mueve a los representantes.  Estos ni siquiera tienen por qué saber a quién representan ni cuál es el problema del paciente, con que el terapeuta y el paciente lo sepan es suficiente. Los representantes simplemente tienen que dejarse llevar, sin expectativas (como en estado meditativo), que me apetece ir a la derecha, pues voy, que me apetece mirar al techo, lo hago, que quiero esconderme de alguien, pues vale... así.  Y por alguna razón, que no puedo explicar, funciona.  Salen muchas cosas en el desarrollo de una constelación y el paciente ve muchas cosas que le suceden. La habilidad del terapeuta y su sensibilidad son cruciales a la hora de desarrollar la constelación de forma que al paciente le sirva en su proceso de sanación.
También se usa la técnica de constelaciones familiares para cosas más 'sencillas' como cuando dudas entre dos o más cosas y no hay forma de que te aclares, para los problemas de pareja, trabajo etc...  Lo que la constelación muestra es dónde y cómo está tu corazón/espíritu posicionado ante determinado problema, apartando a la mente racional. Porque normalmente las decisiones importantes de la vida debe ser el corazón quien las tome, no la cabeza... y como andamos tan desconectados... pues la liamos y surge la ansiedad.
Espero que haber podido aclarar alguna duda, preguntad si no queda claro e intentaré contestar.

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.


viernes, 29 de noviembre de 2013

Hoy puede ser un gran dia

Queridos lectores, os agradezco si podéis difundir mi web, blog y mi trabajo por vuestros contactos. En estos tiempos de crisis todos necesitamos ayuda y yo, necesito más trabajo :)
Paso consulta en Madrid (zona puerta del ángel-principe pío), en una clínica en Valdetorres del Jarama, y a domicilio (red de metro o con transporte público ya que no tengo coche propio).

Toda la información en:
www.sanarahora.es


Muchas gracias y que paséis un bonito día!  Para ello, os dejo esta maravillosa canción de Serrat, que aunque a algunos pueda resultarle antigua, yo crecí con su música y ésta siempre me hace sonreir:


Gracias y hasta pronto! Seguiré trabajando a conciencia!

viernes, 22 de noviembre de 2013

Help S.O.S.

A veces resulta muy difícil pedir ayuda, sea porque no queremos mostrarnos débiles, sea porque no tenemos tiempo, sea porque creemos que no es tan importante, sea porque nos da vergüenza, sea porque ni nosotros sabemos que necesitamos ayuda....
Y sin embargo, por más fuertes que seamos, siempre necesitamos la ayuda de los demás. Para crecer, para desarrollarnos, para ayudarnos a solucionar un problema, para poder descargar el 'peso de la vida', para compartir, para sentirnos vivos, para amar, para aprender, para sobrevivir, para dar un sentido a nuestras vidas...   Normalmente, una discusión no es más que un grito de SOS, de ayuda. Y ahí estamos, la humanidad entera gritándonos mutuamente pidiendo ayuda.  Y todos metidos en la rueda de la ansiedad, gritando ayuda pero sin escuchar como los otros piden ayuda. Y si alguien nos pregunta: ¿Necesitas ayuda? muy orgullosos contestamos: No, no, estoy bien.
No somos de piedra, quizás si reconociéramos nuestras debilidades, si pudiéramos pedir ayuda cuando algo va mal (aunque no sepas qué es), cuando te sientes frustrado, cuando estás triste... Quizás si pudiéramos hablar, por un momento, con el corazón en la mano siendo sinceros con nosotros mismos y con los demás, entonces, tal vez, la humanidad sería un sitio menos hostil.

Aqui la letra de la canción Help, de los Beatles (grandes donde los haya):



Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

martes, 19 de noviembre de 2013

Medicina Natural VS Medicina Alopática

Este debate empieza a resultarme cansino. Cada vez que digo que me dedico a las terapias naturales siempre acaba saliendo el debate de la medicina natural versus la alopática (la del médico de la seguridad social, para que nos entendamos).  Y es un debate que más bien se parece a los debates sobre partidos de fútbol: ¿tú eres del madrid o del barça?  Y parece que es imposible ser de los 2 equipos, es o uno u otro.  Y el debate se va volviendo tenso, visceral, irracional y acaba cada uno siendo un radical de su equipo.  Y digo yo, no es posible admitir que ¿los dos equipos tienen cosas buenas y cosas malas?, y cuándo ¿juega mejor uno y cuándo juega mejor el otro?  No puedes simplemente ¿disfrutar del fútbol independientemente del equipo?
Pues para mí con los tipos de medicina es lo mismo.  Son herramientas, técnicas, y a veces es útil una y otras veces es útil otra.  Y en una se cometen errores, y en la otra también.  Y hay cazurros en unas y en otras.  Yo creo que lo importante es trabajar para la salud, cada uno con sus herramientas, e intentar hacerlo lo mejor posible no dejando jamás de aprender.
Que creo que es mejor intentar primero técnicas menos invasivas y si no funcionan pasar a las más agresivas, si. Pero no siempre hay tiempo.  Que creo que el ser humano debería tomar consciencia de su salud y prevenir más que curar, si. Pero eso no está en mi mano, es decisión de cada cual.  Que creo que la medicina natural tiene muchos menos efectos dañinos y que, si puedo, optaré por estos tipos de técnicas, si.  Pero si mañana tengo un accidente de coche bendita cirugía, anestesia y lo que haga falta.  Que creo que la medicina alopática, en su mayoría, se dedica a tapar el síntoma pero no a resolver la causa, si. Pero, eso además de estar cambiando, a veces lo más urgente es quitar el síntoma para no morirte en el intento de buscar la causa.
Lo importante es estar bien informado, tanto de unas técnicas como de las otras... y ese es el quid de la cuestión. Hoy en día hay muchísima información, tanta, que lo que estamos es tremendamente desinformados.  Así que, ¿cómo consigue uno una buena información?  Preguntando mucho, y no preguntando sólo a los que sabes que te van a contar aquello que tú quieres oír, sino preguntando a la gente de opiniones más dispares que puedas encontrar, para así poder hacer una buena comparación.  Y luego, aplica el sentido común: que lo que tienes no  es urgente de solucionar, pues puedes probar distintas técnicas para ver qué te funciona mejor.  Que lo que tienes es de vida o muerte para ya, pues no lo dudes, si puedes usa todas las técnicas a la vez, y sino, elige la que te de mayores probabilidades.  Ejemplo concreto: si de repente te diagnostican un cáncer, ¿qué hacer?  Pues, normalmente, para cuando te lo diagnostican es que la cosa está ya muy avanzada, asi que uno no se puede andar con tonterías.  Yo, personalmente, ¿que haría?: Usar todas las técnicas a mi disposición. Si me dicen de operarme, me opero; si me dicen de quimio, pues quimio. Pero a la vez, usaré la acupuntura, la homeopatía y la hipnosis para: 1-suavizar los efectos dañinos de la quimio y la operación; 2-acelerar el proceso de eliminación del tumor; 3-conseguir que no vuelva a reproducirse.
El tema de las vacunas, otro debate imposible. Son buenas o malas las vacunas... pues volvemos a lo mismo, son herramientas, tienen su utilidad y su riesgo.  Que es cierto que hacen que tu sistema inmunológico no luche por sí mismo y por tanto se vuelva más débil, si.  Pero que salvan muchas vidas y dan calidad de vida, también.  Yo he vivido muy de cerca los efectos del virus de la polio, y os aseguro que si mañana tengo un hijo le vacunaré de polio.  Porque los efectos agresivos de la vacuna los puedo contrarrestar con homeopatía, y también puedo con homeopatía y acupuntura subir y estimular el sistema inmunológico. Pero si mi hijo se infecta de polio no podré, ni con todas las terapias naturales del mundo, devolverle la motricidad de sus piernas.  Y sí, eso da lugar a gente diferente en el mundo y muchas de las genialidades del ser humano vienen de una persona con una minusvalía u otro 'defecto', porque les aporta un afán de superación tal que les lleva a hacer cosas extraordinarias (pero eso es 1 entre 1000).  Yo prefiero que mi hijo no sea ningún genio y pueda vivir la vida lo más apaciblemente posible.  Que dramas, momentos de superación, supervivencia in extremis, y milagros varios va a haber de todas formas.  Pero vuelvo a lo de antes, usa el sentido común: ¿vacunar de la gripe? pues si no eres una persona de alto riesgo (que una gripe pueda matarte)... pues ¿para qué? ¿por la comodidad? no merece la pena, mejor haz que tu sistema inmune luche y se haga más fuerte.  Las vacunas nuevas que van saliendo... yo esperaría unos cuantos años antes de usarlas para tener información veraz.  Porque todos sabemos que las farmacéuticas tienden a generar necesidades que no existen y no siempre están bien estudiados los efectos secundarios (o lo están pero no se hacen públicos).  Pero si tienes una enfermedad muy grave y el nuevo medicamento puede salvarte la vida... pues ¡pruébalo!  SENTIDO COMÚN
Así que intentemos no seguir a pies juntillas ni lo que nos dice el médico (que no son dios, sino seres humanos que pueden equivocarse), ni lo que nos dice el naturópata, ni lo que nos dice nuestro gurú... pensemos bien las cosas, contrastemos información, preguntemos mucho, sepamos los efectos secundarios de todo y después actuemos según lo que consideremos más apropiado para nosotros.

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Spagyria: la alquimia

La spagyria es el antecedente de la homeopatía. Es la ciencia y el arte de las plantas medicinales desde el punto de vista alquímico. Es la medicina tradicional europea y tiene una aproximación holística, es decir, trata mente, cuerpo y espíritu.  Su origen está en Egipto, de ahí, a través de Persia y a través de España (con la conquista de los árabes) se introdujo en Europa. Y su máximo exponente fue el alemán Paracelso (médico, científico y escritor del s. XVI).
Al igual que la homeopatía se basa en:
-los principios de similitud (aquello que a grandes dosis produce x síntomas, en pequeñas dosis cura esos síntomas).
-principio de mínima dosis (usar la mínima dosis posible).
-no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones
La diferencia con la homeopatía está en que, de alguna manera, la homeopatía es una simplificación de la spagyria.  La spagyria no tiene solo en cuenta los efectos de cada una de las plantas (como la homeopatía), sino que en su elaboración se toma en cuenta la fase de la luna en la recogida de las plantas, la 'edad' de las plantas, el método de secado, el método de preparado de la tintura madre etc, etc...  Esto lo que aporta es una carga energética muy fuerte en los remedios spagyricos, con las consecuentes posibilidades terapéuticas más allá de los simples síntomas físicos.
Podríamos decir, a modo de metáfora, que la homeopatía es una medicina terapeútica y la spagyria es un arte terapeútico.
Los preparados spagyricos no son tan conocidos como los homeopáticos, en España hay varios laboratorios que los distribuyen (bajo pedido), yo el que conozco y con el que trabajo es el Laboratorio Heliosar-Spagyrica, cuya distribución alcanza cualquier farmacia en 24 hrs.
Este laboratorios tiene varios remedios compuestos (de varias plantas) que abarcan casi todos los sistemas del cuerpo humano (el digestivo, el linfático, el cardiovascular, el respiratorio, el inmunológico, el dermatológico etc etc). 
Y luego tienen una serie de 'pancrestos' que es donde la spagyrira se convierte en arte, al combinar estos pancrestos surgen: 'la triada del aprendizaje', 'la triada de lo kármico' y 'la triada del tono vital'  que son terapias muy energéticas destinadas a sanar tendencias estructurales del individuo, muy en la base y el origen de la enfermedad.  Los efectos de estas terapias de pancrestos, no son visibles a primera vista, tardan tiempo en actuar y hablan de planos muy sutiles, pero tienen resultados espectaculares.
Los remedios de Heliosar-Spagyrica están diluidos en etanol, pero como sólo usaremos unas gotas diluidas en agua, no supone ningún problema.  La combinación de los pancrestos es delicada, así que solo combinar bajo la supervisión de un especialista. La combinación de los compuestos normales no presenta ningún problema (pero de nada sirve tomarte miles a la vez, el cuerpo solo puede ir reparando una cosa a cada tiempo, no pretender resolver todo en un día).  El tiempo que debemos tomar los remedios depende de la enfermedad y de cada paciente, no hay reglas fijas.  Pero nunca se debe tomar un remedio (de ningún tipo, sea del tipo de medicina que sea), para toda la vida, diariamente, porque pierde el efecto y solo tapa el problema, no lo soluciona.  Si es algo muy crónico deben tomarse descansos.

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Relaciones humanas

Qué difíciles somos los seres humanos, en continua contradicción con nosotros mismos lo queremos todo y nada al mismo tiempo.  Sin duda, en nuestra vida los mayores problemas de salud y estabilidad emocional vienen derivados de un problema en las relaciones humanas, en el saber comunicarnos y comprendernos mutuamente.  Normalmente estos problemas surgen con quien tenemos más cerca, padres, madres, herman@s, hijos o pareja, es el círculo donde depositamos más confianza y exigencia.  Y cuya desestabilización nos afecta profundamente.
El terreno laboral (relación entre compañeros y/o jefes) también tiene bastante importancia en la salud, al igual que los amigos, pero es un círculo más fácilmente manejable que el de familia/pareja.  Aún así, a veces nos desestabiliza.
La mayoría de las veces, antes de acusar al otro de que está mal o insoportable, deberíamos mirar hacia nosotros mismos, ¿cómo estamos?  Dice el refrán: 'Para pelear hacen falta dos'  Y qué gran verdad.  Al otro nosotros no podemos cambiarle, pero sí podemos cambiar nuestra propia actitud, sea para tener paciencia, sea para no entrar 'al trapo' de la pelea, sea para abandonar.  Y muchas veces, cuando nosotros cambiamos nuestra actitud, el otro también cambia, y ahí nace una posibilidad de reconciliación. O por lo menos, de respeto mutuo.
Normalmente, cuando 'entramos al trapo' es porque nosotros no estamos bien, estamos cansados, tenemos ansiedad, estamos hartos, no estamos felices con nuestra vida, no era lo que esperábamos, etc...  Y pagamos con el que está cerca nuestra propia frustración.  Nadie jamás en este mundo puede cubrir las necesidades que nosotros mismos no atendemos.  No hay persona en el mundo capaz de llenar el vacío propio de cada uno. Ese solo lo puede llenar uno.  El problema es que no es tan fácil, y siempre tenemos algún miedo, inseguridad, desasosiego y como no sabemos qué hacer con ese sentimiento, pues esperamos que otro haga algo al respecto. Es inviable, el otro tiene su propio 'agujero' y ni idea de cómo es el tuyo o qué hacer por tí, aunque quisiera, no sabría ni por donde empezar.
También surgen los problemas porque en las relaciones se asumen roles (ver el post de 'sentido de pertenencia'), y a veces cambiamos ese rol (unilateralmente), o no estamos conformes con el rol que nos ha tocado.  Ahí siempre se da un periodo de ajuste para recolocar los nuevos roles, y en ese ajuste surge la tensión. Porque en general, a los seres humanos el cambio nos da miedo, nos genera incertidumbre y eso nos da ansiedad.
No podemos evitar las tensiones y confrontaciones con otros seres humanos.  Aislarnos tampoco es una salida muy buena porque el ser humano es social por naturaleza y necesita de los otros para desarrollarse (física, intelectual, emocional y espiritualmente hablando).  Tampoco podemos llenar nuestro vacío plenamente (si fueramos capaces estaríamos 'iluminados' y probablemente habríamos ascendido a otra dimensión).  Así que, ¿qué hacer?
Solo puedo recomendar una cosa: Ser conscientes.  Ser conscientes todo el rato de como opera nuestra cabecita, observarnos, respirar antes de confrontarte con alguien y mirar hacia dentro.  Es necesario saber defenderse cuando alguien te ataca, pero si sientes que todo el mundo te ataca quizás el problema lo tengas tú.  Defenderse no significa atacar al otro, solo significa no dejar que te pisen a ti, hacer que se respeten tus limites respetando tú los de los otros.  No pretendas que los demás te den todo, pero da tú lo que puedas (sin agotarte, siempre guarda lo necesario para ti mismo).
Para conseguir esto yo solo conozco una herramienta eficaz, la meditación, sea en quietud, sea qigong, sea yoga o la forma que sea.  Pero meditación diaria (o casi diaria) es la herramienta que te ayuda a permanecer consciente y no dejarte arrastrar por la vorágine de las tensiones interpersonales. Las flores de bach también ayudan bastante, para cuando estás en medio del 'lio'. Pero para ser consciente uno mismo e intentar relacionarte con los demás de otra manera: la meditación.
En las relaciones de pareja estas tensiones, expectativas y exigencias se multiplican por 10, y más hoy en día, que no buscamos una pareja 'real' de 'carne y hueso con sus defectos y virtudes' sino que tendemos a buscar una 'idea de pareja' que jamás es real. Por lo que siempre nos decepciona.  A este respecto os dejo el link de un artículo que me pareció muy interesante:

Gracias y ánimo!!
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.