martes, 16 de agosto de 2016

Ira

En Medicina Tradicional China, la ira y la rabia son sentimientos patológicos que corresponden al reino mutante de la madera.  Son los sentimientos que surgen cuando este reino no está equilibrado, su energía está débil o en exceso. y ¿por qué se desequilibra? Puede haber muchas razones, desde momentos puntuales a tendencias crónicas.  Hoy voy a hablar de esa forma iracunda de ser, de forma crónica hay gente que tiende a ese carácter.

Por supuesto, cada persona nace con su carácter y una tendencia natural hacia uno u otro carácter, para bien y para mal.  Cuando se desequilibra? normalmente cuando se ha utilizado la misma herramienta demasiado tiempo.  Por ejemplo, si dentro de una tableta de colores uno siempre usa el mismo, pues este se gastará.  Por no ir a reponer intentaremos hacer mezclas raras para sacar el máximo partido a dicho color pero no nos quedará bien.  Pues lo mismo sucede con las diferentes emociones en su cara 'positiva' y saludable o en cara 'negativa' o patológica.

El reino mutante de la madera en su lado 'positivo' o saludable engloba la generosidad, la flexibilidad, la capacidad de decisión, la firmeza y el sentimiento de justicia. También la capacidad de movimiento, la expansión de la esencia del ser y la creatividad.  Es como un árbol, flexible, frondoso con muchos frutos, que alberga y cobija a muchos seres.  Es el reino que mayor espacio ocupa, sus órganos son el hígado y la vesícula biliar, siendo el hígado el órgano más grande, el de mayor capacidad de regeneración, el más resistente y por tanto quizás el más poderoso.  Es el general de un ejército, quien da las órdenes y genera las tácticas para enfrentarse a la batalla.  Pero tanto poder....corrompe, unido a la capacidad de movimiento hace que este reino sea el más inestable de todos.  De ahí esos estallidos de violencia.  Cuando el reino de la madera se desequilibra pierde su flexibilidad, se vuelve rígido y duro como un árbol seco, comienza a dudar de todo paralizando cualquier decisión y creatividad, la firmeza es sustituida por ataques de ira sin control y sin coherencia, el sentimiento de justicia se tergiversa y olvida la mayor grandeza del juez: el perdón.

En España, y en general en los paises latinos, esta forma de ser iracunda y volcánica es muy común.  Tanto que incluso está bien visto, o al menos tolerado.  Pero ayer leí un cuento, que os comparto, de las consecuencias de esta ira descontrolada:
"Habia un niño que tenía muy mal carácter, sus estallidos de cólera eran constantes y, aunque se le pasaban rápido, nunca sabías en qué momento iba a volver a estallar.  Su padre intentando que aprendiera a controlarse, un día le regalo una bolsa llena de clavos.  Le dijo: 'cada vez que tengas un ataque de cólera, clava un clavo aqui en la puerta'.  El primer día clavo 37 clavos... pero poco a poco fue reduciendo el número de clavos hasta que pasaron varios días que no tuvo que poner un solo clavo.  En ese momento su padre le dijo: 'por cada día que consigas controlar tu carácter, puedes quitar un clavo de la puerta'.  El tiempo pasó y el niño consiguió quitar todos los clavos de la puerta, estaba super contento y corrió a su padre a enseñarle la hazaña.  El padre le felicitó abrazándole: 'Has hecho un gran trabajo, pero mira como ha quedado la puerta... está llena de agujeros!  Son las cicatrices que dejan cada uno de los ataques de cólera'.  La violencia verbal hiere igual que la violencia física, deja cicatrices y aleja a las personas de uno...hasta que te quedas solo."

Así que vamos a ver qué opciones plantea la Medicina China para poder regular y equilibrar esa madera.  E insisto, es regular y equilibrar... más que controlar.  Controlar es una palabra que tiende a significar que uno 'contiene' para dentro el estallido de cólera...eso es igual de dañino y puede generar muchísimas enfermedades autoinmunes.  No se trata de controlar, sino de canalizar.  Cada uno es como es, no es necesario sentirse culpable, pero sí sentirse responsable de hacer el trabajo para poder convivir mejor en el mundo y no dañar al resto.  Lo bueno de la gente 'madera' es que cuando todo ese poder de regeneración, de decisión y firmeza lo enfocan hacia sí mismos, hacia mejorar ellos mismos como seres humanos...consiguen resultados increíbles.  Basta ya de enfocar esa energía hacia fuera, a decir a los demás como deben ser, enfócalo hacia tí mismo y cuando tú cambies, el resto cambiará también.

Opciones para regular y equilibrar la energía madera: Según la MTC quien regula a la madera es el reino mutante del metal--pulmón, piel e intestino grueso--es decir, la respiración y la capacidad de depurar lo que vale y desechar lo que no vale.  A niveles prácticos, lo que uno puede hacer por sí mismo, centremonos en la respiración.  Hay dos formas, lo ideal es combinar ambas.  Para 'bajar' la energía de una madera en exceso...meditación, respiraciones lentas y pausadas.  Para 'subir' la energía débil de la madera... deporte, subir el número de respiraciones oxigenando el organismo.  Así técnicas como el qi gong, o el yoga, hechas de forma regular y constante son ideales.  También la combinación de deporte (el que a cada uno le guste) con meditación funciona muy bien, a ser posible uno seguido del otro.  Estas son las formas en las que la respiración actúa para regular la madera.  Pero también, para canalizar esa ira y rabia...sobretodo si lleva contenida mucho tiempo, están las artes: pintura, música, danza y teatro son estupendas para canalizar cualquier emoción y darle salida de forma creativa.  Sobretodo, recordando que la misión de la madera es la expansión de la esencia del ser... es decir, compartir generosamente lo que eres para que el mundo se beneficie de ello.  Un ser que no expande su esencia, enferma.

Espero que os sea de utilidad, gracias.
Laura
www.laurasvflys.com
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

sábado, 4 de junio de 2016

Qi Gong, preguntas frecuentes

En un post anterior (ver aqui) ya describí someramente en qué consiste el Qi Gong y cuales son sus beneficios.  También pueden leerse multitud de artículos al respecto, aquí os pongo enlaces a algunos en español y en inglés... resumiendo los beneficios son los mismos que los de la meditación (calmar el ánimo, relajar la mente, mejorar la concentración, equilibrio mental y emocional, equilibrio cardiorespiratorio) con el plus de los beneficios de cualquier ejercicio físico suave (flexibilidad, movilidad, mejorar el estado general del cuerpo en cualquier patología).

http://www.health.harvard.edu/staying-healthy/the-health-benefits-of-tai-chi
http://harvardmagazine.com/2010/01/researchers-study-tai-chi-benefits
http://www.huffingtonpost.com/denise-nagel-md/health-benefits-of-tai-ch_b_7641712.html
http://www.efeblog.com/los-beneficios-del-qi-gong-una-fuente-de-bienestar-17302/
http://www.breastcancer.org/es/noticias-investigacion/20130130
http://medicablogs.diariomedico.com/normapernett/?p=1642


Pero hoy quiero centrarme en las dudas y preguntas más frecuentes que surgen en clase:

-¿el qi gong es seguro? Si, el qi gong es completamente seguro, puede realizarlo cualquier persona con cualquier condición, incluidos discapacitados de cualquier tipo (para eso hay varios estilos de qi gong y se adapta a las necesidades), patologías graves, enfermedades mentales, niños, embarazadas...
Pero que sea seguro no quiere decir que sea inocuo, cuidado, el qi gong mueve mucho y tiene su efecto en el individuo.  Hay gente que lo nota más, gente que lo nota menos, unos antes y otros después, pero a pocas personas les resulta indiferente (en un tiempo minimo de 6 meses de práctica, con una sola sesión no esperes sentir nada).  Lo normal es que la gente, paulatinamente, vaya sintiendo más calma, mejor concentración, mejor gestión de las emociones y mejor estado físico del cuerpo en general (sobretodo espalda y articulaciones).  Pero, a veces, hay gente a la que un determinado ejercicio le mueve algo por dentro (habitualmente a nivel emocional) y le dan ganas de llorar o de reir, y se asusta.  No hay que asustarse, es normal, el qi gong mueve lo que hay dentro para recolocarlo en su sitio, y cuando uno está muy alterado emocionalmente pues algo de eso puede salir.  Igual que cuando, a veces, escuchas una canción y te emociona, es lo mismo. Normalmente dura unos minutos y ya pasa, porque el qi gong mueve a niveles muy sutiles, muy despacio y casi sin que te enteres.  Lo importante es no asustarse y entender qué es lo que está pasando.  En ningún caso el qi gong va a remover algo que no existe ya de antemano, ni va a provocar problemas donde no los hay.  Al contrario, lo que va a hacer es que poquito a poco esos problemas se vayan reubicando para dejarte vivir en paz.  Eso si, nunca se debe forzar (sobretodo a nivel físico).

-Me cuesta mucho concentrarme en todas las cosas del ejercicio, ¡como para pensar también en la respiración!  Este comentario es un clásico jajajajajajaja. Al principio, hasta que uno consigue coordinar su cuerpo, guardar el equilibrio, atender a lo que se dice y respirar correctamente pues se hace un lio, eso sin añadir la parte de moverse con armonía y suavidad.   Pero como todo en esta vida, es cuestión de práctica, nada más.  La concentración es uno de los pilares de la meditación y el qi gong, y uno de los grandes déficits de nuestra sociedad líquida, asi que es normal que cueste.  Desde fuera el qi gong en sus multiples variantes es un ejercicio aparentemente muy suave, y algunos creen que es fácil... pero no.  Que lo pueda hacer cualquier persona en cualquier condición física no significa que sea fácil, solo significa que trabaja a muchos niveles, de forma sutil, pero global.

-Me cuesta mucho coordinar mi cuerpo para que haga el movimiento, ¿como puedo meterme asi en los beneficios de la meditación?  Otra pregunta clásica, la mayoría de los occidentales creen al principio que la meditación es 'algo concreto' que hay que hacer, algo que implica ponerse en alguna posición rara, con algun gesto de mano extraño, decir ohm o cualquier otro sonido y vestirse como Buda.  La meditación no tiene nada que ver con hacer nada, ese es el gran quid de la cuestión y lo que más nos cuesta a los occidentales.  La meditación es pura contemplación, es poner la mente en silencio.  Pero no a base de fuerza de voluntad negando todos los pensamientos, sino de forma natural, dejando que los pensamientos pasen sin centrarnos en ninguno.  De hecho, el objetivo final de la meditación es que podamos estar 'en estado meditativo' las 24 horas de cada día, eso quiere decir estar totalmente presente en lo que hacemos a cada instante. Cuando como, como, y no estoy pensando en mil cosas, cuando duermo, duermo; cuando estoy solucionando un problema, pues estoy a eso y no pensando en recoger a los niños del colegio.... eso es vivir 'en estado meditativo'. Es vivir en el más absoluto presente.  Meditar se puede meditar en cualquier momento y cualquier lugar, dando un paseo por el campo, navegando, dibujando...  Lo que pasa es que a lo largo de los años se han desarrollado muchas técnicas diferentes para ayudarnos a alcanzar ese nivel de concentración y de silencio del ruido mental.  El qi gong es una de esas técnicas, que utiliza el movimiento, la respiración y el esfuerzo del cuerpo para silenciar la mente.  Que te cueste esfuerzo y concentración hacer los movimientos y coordinarlo todo con la respiración forma parte de la técnica, es lo normal.  Confía en la técnica, sé constante y los resultados vendrán solos.

-Y, este movimiento que hacemos ahora, ¿qué es lo que mueve exactamente? ¿por qué este movimiento y no otro?  Otra pregunta clásica, nuestra mente occidental hiperracionalizada siempre quiere saber el por qué y cree que puede desmenuzar todo hasta encontrar la causa.  Y precisamente, una de las enseñanzas más importantes del qi gong taoísta es enseñarnos que no podemos saberlo todo, que hay cosas que sabemos que funcionan de una determinada manera pero no podemos desentrañar el misterio del por qué.  Lección dificil para cualquier mente analítica y científica... que me lo digan a mí.  Pero pensad, ¿cuantas millones de cosas hay en la naturaleza y el universo cuyo funcionamiento, origen y causa no conocemos? o que creemos que conocemos pero al poco la ciencia nos demuestra una teoría diferente?  Pues el qi gong, con sus 4000 años de antigüedad, entra en ese baremo de cosas... junto con toda la teoría de la Medicina China. La experiencia avala su credibilidad, pero científicamente no se ha podido demostrar el por qué de su eficacia.  En cuanto al por qué de unos movimientos y no otros, pues dependiendo del ejercicio hay algunos que puedo explicar, siempre desde el funcionamiento de la medicina china (no de la anatomía y medicina occidental), pero otros no puedo explicarlos.

-Y ¿estás segura que el hecho de que yo me mueva así me va a servir para algo? jajajajajajajajajaja SI!!!  prueba y lo comprobarás por tí mismo.  Dale un mínimo de 6 meses para poder notar los efectos, las cosas no se cambian de un día para otro. Te sorprenderás.  Pero tampoco esperes fuegos artificiales ni superpoderes jajajajajajaja, con tener más equilibrio/calma emocional, mental y físico creo que ya te puedes dar por satisfecho.

Gracias por leer, no dudeis en preguntar,
Laura
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.